Cómo nos ayuda el enfoque de Cadenas de Valor

Analizar un rubro productivo desde el enfoque de cadena de valor, permite tener una visión integral de lo que pasa en un momento dado, que integra tanto a actores directos, indirectos como posibilidades de alianzas y de comercialización, tanto a nivel nacional como internacional.

 

A nivel de Estado, puede ayudar a determinar los cuellos de botella o limitaciones que están frenando la competitividad o potencial de desarrollo económico de una actividad, en este caso tradicionalmente pensada para que no genere ingresos como la restauración en su enfoque más conservacionista, esto puede afectar la generación de empleo, ingresos y en general las condiciones de vida tanto de las personas implicadas como de forma indirecta. Usar como base el enfoque de cadenas de valor, permite:

 

  • Impulsar mesas de concertación con participación de todos los eslabones de la cadena.
  • Generar un plan de fortalecimiento del rubro usando como base un enfoque integral para superar los cuellos de botella.
  • Hacer alianzas con agencias de cooperación, centros de investigación y enseñanza y demás actores clave para orientar la investigación, recursos, personal y procesos educativos, para que puedan apoyar a la cadena y por ende superar limitaciones.
  • Definir carencias en temas de infraestructura, servicios, perfiles profesionales, políticos, incentivos entre otros, para poder orientar de mejor manera los fondos del Estado.

 

Para los actores directos (empresas, productores o cooperativas), el enfoque de cadenas de valor, permite identificar los aliados más propicios, oportunidades de mercado, conocer la competencia, así como brechas internas que pueden impedir ser parte de la cadena o aprovechar alguna oportunidad de negocio. Es un instrumento muy completo, ya que pone en evidencia que el actor no está solo en el mercado, sino que es parte de un mundo dinámico en el cual debe competir día a día. Puede ayudar a:

 

  • Priorizar las cadenas de valor o productivas presentes en un territorio definido, esto con base en los recursos disponibles, potencial de impacto, número de beneficiarios, proyectos de cooperación o gobierno existentes, entre otros elementos.
  • Conocer los actores directos e indirectos, así como las relaciones entre estos y el tipo de cadena que existe (selección de actores con los que se trabajará).
  • Identificar los cuellos de botella que está afectando la competitividad
  • Identificar oportunidades de mercado de acuerdo a la demanda
  • Hacer un uso más eficiente de los recursos disponibles de acuerdo con las demandas identificadas y las brechas existentes, trabajando con Empresas Rurales Asociativas (ERA) y no con individuos.
  • Definir el tipo de iniciativa o rubro a promover, por ejemplo, no se propondrá un rubro productivo que no tenga potencial de mercado.
  • Crear alianzas con otras entidades que están trabajando en la misma cadena priorizada.