La gobernanza de la restauración

Los esfuerzos para la restauración de ecosistemas o de servicios ecosistémicos se han desarrollado a lo largo de la historia, desde instituciones académicas, organizaciones no gubernamentales, iniciativas familiares, grupos comunales, empresas privadas e instituciones estatales.  Si bien la forma de concebir la restauración, así como los métodos y herramientas para implementarla son variados, no se trata de algo que a priori deba estar reglamentado.  Pero cuando se trata de actividades que afectan intereses públicos o los de un actor determinado diferente a quien promueve la restauración, no está demás tener claro aspectos como:

 

  • Cuáles son las instituciones cuyos deberes o mandatos las vinculan con la restauración
  • Cuáles son las políticas y leyes que habilitan, fomentan o desfavorecen esfuerzos de restauración
  • Cuáles son los incentivos financieros y de mercado que favorecen o desfavorecen estos procesos
  • Quiénes están llamados a participar de la toma de decisiones sobre la realización de estos procesos

 

Dado que la restauración a escala y con enfoque de paisaje conlleva desarrollar estrategias que probablemente implicarán intervenciones en diversas propiedades del territorio, e involucrarán a diversos actores sociales.  Tomando en cuenta además la posibilidad de desarrollar cadenas de valor para productos o sistemas productivos vinculados a los esfuerzos de restauración, este tipo de procesos con frecuencia deberán ser altamente participativos, o contar con sistemas de toma de decisiones donde se vean representados los principales sectores involucrados.  Estos sectores deberían estar interesados de poder incidir en temas como:

 

  • La definición de servicios ecosistémicos prioritarios a ser recuperados.
  • La definición de las acciones o herramientas de intervención a ser aplicadas
  • La repartición de costos y beneficios de la restauración
  • La identificación de posibles líneas de crédito o de fondos para financiar la restauración
  • La negociación de indemnizaciones o compensaciones a personas perjudicadas por prácticas de restauración
  • La definición de zonas prioritarias de intervención

 

El manual de práctica de la restauración de IUFRO (Stanturf et al. 2017), también sugiere tener en cuenta la posibilidad de tener que facilitar procesos de resolución de conflictos, y para ello se proponen las siguientes preguntas de análisis en relación con los actores que forman parte de los conflictos:

 

  • ¿Quiénes son los actores clave? ¿Entendemos de dónde vienen? (¿Cómo es su contexto?) ¿Cómo los involucramos?
  • ¿Tenemos las habilidades en nuestro equipo para negociar con los actores interesados?
  • ¿Cómo podemos abordar conflictos potenciales?
  • ¿En qué tipo de estructura de gobernanza podemos apoyarnos?
  • ¿Se han tomado en cuenta asuntos del consentimiento libre, previo e informado (FPIC)?

 

Es conveniente tener claras las implicaciones legales y normativas que puedan tener las intervenciones propuestas para la restauración.  Se deben tomar en cuenta aspectos como:

 

– cuáles son las organizaciones promotoras de la restauración y cual es u estatus jurídico

– a quién representan estas organizaciones

– de quién es la tierra que se desea restaurar

– se cuenta con la participación o con el permiso del propietario

– la tierra está afectada por la existencia de zonas protectoras o alguna otra restricción legal

– ¿se pretende o no promover un modelo de negocios en torno a la intervención de la restauración y se requiere desarrollar una cadena de valor?  ¿Quiénes estarían involucrados?